4 julio, 2020

Pongara

Simple. Fácil.

Red Hat anuncia CentOS 8 y CentOS Stream, nueva ‘rolling release’ comunitaria

CentOS 8

Se ha hecho esperar un poco más de a lo que nos tenían acostumbrados, pero ya está aquí CentOS 8, la nueva versión de la otra distribución comunitaria de Red Hat, que a diferencia de Fedora se distinguía por ofrecer un clon a nivel binario de Red Hat Enterprise Linux. Hay que contarlo en pasado, porque ya no hay un CentOS, sino dos.

Por un lado llega la edición normal y corriente de CentOS 8, cuyas novedades se derivan directamente de las que presentó hace unos meses Red Hat Enterprise Linux 8, con la que sigue gozando de compatibilidad plena; y por el otro llega CentOS Stream, una suerte de edición rolling release a medio camino entre RHEL y Fedora en cuestión de actualizaciones.

«CentOS Stream es una distribución avanzada para desarrolladores que tiene como objetivo ayudar a los miembros de la comunidad, los socios de Red Hat y otros a aprovechar al máximo la innovación de código abierto dentro de un ecosistema Linux más estable y predecible», explica Chris Wright, vicepresidente y director de tecnología de Red Hat. «Es un flujo único y continuo de contenido con actualizaciones varias veces al día, que abarca lo último y lo mejor de la base de código RHEL. Es una vista de cómo se verá la próxima versión de RHEL, disponible para una comunidad mucho más amplia que solo una versión beta o «vista previa».

Así, CentOS Stream servirá a modo de beta abierta para el desarrollo de las futuras versiones de RHEL, «permitiendo a los desarrolladores estar uno o dos pasos por delante de lo que viene en RHEL», al tiempo que facilita «que se escuchen todas las voces en la creación de las próximas versiones de RHEL». Se trata por lo tanto de una plataforma de pruebas, no apta para su puesta en marcha en entornos en producción, los cuales pueden seguir contando con la edición tradicional de CentOS.

Cabe recordar que cuando el proyecto CentOS fue absorbido por Red Hat se hizo con la intención de «unir fuerzas en favor de la innovación«, pero las cosas de palacio van despacio y han tardado más de cinco años en dotar a la distribución comunitaria de un papel sustancial a este respecto. La andadura de CentOS 7 -a la que todavía le queda mucho camino por recorrer- fue, con cambios menores en sus ciclos de lanzamiento, más de lo mismo; mientras que la verdadera innovación se explotaba -y se seguirá explotando- en Fedora.

Sin embargo, Fedora no es una plataforma óptima para los clientes de Red Hat que buscan mantenerse a la vanguardia en desarrollos relacionados con Kubernetes, microservicios y demás sobre una base que garantice la compatibilidad con RHEL. CentOS 8 Stream llega para cubrir ese hueco. Más información acerca de CentOS Stream en la wiki del proyecto. La descarga de ambas ediciones está disponible en el sitio oficial.