Microsoft loves Linux

Nuestros compañeros de MuyComputer se han hecho de que Microsoft se ha comprometido a incluir soporte de exFAT al kernel Linux, lo cual en un principio es una muy buena noticia.

Según se puede leer en el comunicado de Microsoft publicado por John Gossman, Ingeniero Distinguido de Microsoft y miembro de la Junta de la Linux Foundation, el gigante de Redmond ha decidido publicar las especificaciones de exFAT con el propósito de que llegue a Linux una implementación “conforme y interoperable” del sistema de ficheros. Gossman también ha comentado que apoyan “la inclusión eventual de un kernel Linux con soporte de exFAT en una futura revisión de la Definición del Sistema Linux del Open Invention Network (OIN), una vez sea aceptado, el código se beneficiará de los compromisos de patentes defensivas de los más de 3040 miembros y liceciatarios del OIN.”

Para los que anden perdidos, el OIN es un grupo dedicado a proteger proyectos de código abierto como Linux a través de un programa de patentes defensivas y del cual Microsoft es miembro. Por otro lado, la compañía fundada por Bill Gates y Paul Allen anunció el año pasado la apertura de 60.000 patentes con el objetivo de ayudar en la defensa del ecosistema Linux.

Veremos en qué acaba este movimiento por parte de Microsoft, aunque en un principio todo apunta a que la intención es incluir soporte completo para exFAT out of the box en la versión oficial de Linux, lo que sin duda será una gran aportación para los usuarios de al menos las distribuciones que se apoyan en el kernel oficial, que vienen a ser todas las populares, Android y Chrome OS.

exFAT es en esencia una evolución del sistema de ficheros FAT32 que elimina las limitaciones de este último, además de ser el impulsado por Microsoft para su uso unidades Flash USB y tarjetas SD y sus variantes. Si bien Windows y Mac lo soportan de forma plena, en GNU/Linux tiene que ser añadido desde fuera (generalmente localizado en los repositorios de la distribución de turno) y su soporte era limitado, permitiendo solo leer y escribir, pero no crear sistemas de ficheros.

Este movimiento del gigante de Redmond tendría que eliminar las limitaciones presentes en GNU/Linux y Android, aunque no hay que olvidar que Samsung llegó a publicar una implementación de exFAT bajo GPL que no llegó al kernel Linux debido a unos problemas de patentes que esperemos sean por fin resueltos.

No se puede negar que la política de Microsoft en torno a Linux y el Open Source ha cambiado mucho desde el mítico “Linux es un cáncer” de Steve Ballmer (gracias sobre todo a Satya Nadella), ya que exFAT es una de las patentes utilizadas para cobrarse de los fabricantes de dispositivos Android, pero igualmente no hay que olvidar que sigue aplicando políticas monopolísticas para mantener el dominio de productos como Windows y Microsoft Office.