Linux en Microsoft Azure

Ninguna sorpresa: Linux domina la nube y no hay plataforma que se le resista, incluyendo la propia de Microsoft, Azure, donde el sistema del pingüino ha batido definitivamente a su alternativa privativa.

No hay sorpresa que valga porque en septiembre del año pasado ya se dio a entender que Linux había superado a Windows en Azure, solo que debido a las fluctuaciones no estaba del todo claro. Pero ya lo está, según confirma uno de los ingenieros de Microsoft en un mensaje del que se hacen eco en ZDNet con diferentes implicaciones.

Pero no hay sorpresa, principalmente, porque desde que Microsoft dio soporte a Linux en Azure, el sistema de código abierto no ha dejado de escalar posiciones; y a mejor soporte, más posiciones escaladas. En cuatro años, Linux se ejecutaba en un tercio de las máquinas virtuales de Azure; a los seis años eran el 40%; y a los ocho años pasa lo que estamos contando ahora.

En todo caso, las cosas como son: para Microsoft es imposible competir con Linux en la nube a nivel de software y sistema operativo, y no tiene nada que ver con el coste; por lo que tampoco será de extrañar que la distancia entre Windows y Linux se vaya ampliando con el tiempo. Es por ello que Microsoft ya no compite con software, sino con servicios y, de hecho, hasta estos funcionan con Linux en número creciente.

«Los servicios nativos de Azure se ejecutan a menudo en Linux. Microsoft está construyendo más de estos servicios. Por ejemplo, la Red Definida por Software (SDN) de Azure se basa en Linux«, explicaba Scott Guthrie, vicepresidente de la división de nube y empresa en Microsoft.

De la importancia que está adquiriendo Linux en Azure se desprende que Microsoft esté interesada en entrar en la lista de seguridad de Linux, y de esa conversación entre ingenieros surge esta noticia que en realidad no es tal, pues salvo en PC, Linux es el sistema dominante en todos los sectores. En el de los servidores solo es cuestión de que los entornos heredados vayan desapareciendo para que la competencia sea testimonial.