github

Nuestros compañeros de MuyComputerPRO se han hecho eco de que GitHub, actualmente bajo Microsoft, ha empezado a bloquear las cuentas de usuarios de países afectados por sanciones comerciales de Estados Unidos, entre los que están Crimea, Cuba, Irán, Corea del Norte y Siria.

Esto podría responder al hecho de que Microsoft habría presionado a GitHub para que implementara en su servicio las restricciones impuestas por la Casa Blanca, algunas de las cuales, como es el caso de Cuba, están ahí desde antes de la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos. Por ejemplo, conocidas son las críticas hacia Red Hat por no comerciar en Cuba, cosa que deriva de lo ya explicado y que también afecta a Fedora (y a otros muchos productos y servicios).

Las restricciones geográficas implementadas por GitHub han hecho cumplir en parte los temores de muchos desarrolladores sobre el futuro del servicio tras ser adquirido por Microsoft, ya que hasta hace muy poco era un espacio de libertad en el que todo el mundo podía participar. Especialmente sonado está siendo el caso de Anatoly Kashkin, un desarrollador ruso que vive en la península de Crimea y que se encarga de GameHub, una aplicación para GNU/Linux que combina juegos de Steam, GOG y Humble Bundle. Esta persona ha descubierto recientemente que su cuenta de GitHub ha sido bloqueada y que no puede acceder a sus repositorios, y al parecer desde el servicio no le han dado ninguna solución al ser la situación consecuencia de una imposición del Gobierno de Estados Unidos.

Tras destaparse el escándalo, GitHub tuvo que salir al paso para explicar lo siguiente: “Los usuarios son responsables de asegurar que el contenido que desarrollan y comparten en GitHub.com cumpla con las leyes de control de exportaciones de EE.UU., incluyendo el EAR (Reglamento de Administración de Exportaciones) y el Reglamento de Tráfico Internacional de Armas de EE.UU. (ITAR).”

Como alternativas se puede recurrir a GitLab y BitBucket, sin embargo, es importante tener en cuenta que GitLab tiene su sede en Estados Unidos, mientras que Bitbucket pertenece a la empresa australiana Atlassian. SourceForge es otra opción, pero no está claro si está disponible desde los países sancionados por la administración estadounidense, ya que también tiene su sede en el país norteamericano.

La situación de GitHub podría ser incluso más débil de lo que aparenta ahora debido a una situación de doble posición dominante. Primero, GitHub es con creces la forja más utilizada del mundo, acumulando más de 100 millones de repositorios entre los que se encuentran el de Linux (réplica) y otros muchos de proyectos muy conocidos. Segundo, el fuerte dominio de Estados Unidos en la industria del software puede hacer difícil el acceso a la tecnología a personas que viven en países bajo el “fustigamiento democrático” de la administración estadounidense. ¿Es hora que la Unión Europea tenga su gran forja independiente?