6 junio, 2020

Pongara

Simple. Fácil.

Canonical certifica Ubuntu 20.04 LTS para Raspberry Pi

Ubuntu Raspberry Pi

Rhys Davies, empleado de Canonical, ha publicado en el blog oficial de la compañía que el reciente Ubuntu 20.04 LTS ha sido certificado para ser ejecutado en las conocidas minicomputadoras Raspberry Pi.

La certificación significa que Ubuntu 20.04 LTS debería funcionar sin problemas sobre los ordenadores Raspberry Pi. “Cuando un usuario compra una placa certificada como la Raspberry Pi e instala Ubuntu, se tranquiliza al saber que Canonical ha realizado miles de pruebas para garantizar que Ubuntu funcione a la primera. Mientras sea posible, Raspberry Pi recibirá actualizaciones probadas y parches de seguridad cada tres semanas.”

Pero Canonical no solo se ha asegurado de que Ubuntu 20.04 funcione correctamente en ordenadores Raspberry Pi, sino que ha puesto el foco sobre todo en la seguridad y la fiabilidad. “Uno de los principales beneficios de ejecutar Ubuntu es la seguridad. Durante la vida útil de una versión de Ubuntu, Canonical lanza miles de parches y se ajusta a los estándares de seguridad líderes en la industria. Parte de la certificación significa que antes de lanzar una actualización la probamos en cada Raspberry Pi en el laboratorio de Canonical. De esta forma, los usuarios saben que su Raspberry Pi se mantendrá actualizado y no se romperá debido a una actualización o parche de seguridad.

En resumidas cuentas, el hecho de que Ubuntu 20.04 haya sido certificado para ser usado en Raspberry Pi significa que Canonical prueba su sistema a conciencia para evitar en lo máximo posible regresiones y fallos de seguridad, lo que en teoría tendría que reforzar la confianza que pueden depositar los usuarios en dicha combinación de sistema y hardware.

El interminable crecimiento de Internet está haciendo que los ciberataques sean cada vez más comunes. Aquí el IoT juega un papel importante al revelarse como uno de los mayores talones de aquiles a nivel de seguridad, además de ser un sector en el que Canonical lleva años picando piedra. Sobre este punto, la compañía explica que “al ejecutar Ubuntu en su Raspberry Pi, otra placa con certificación de Ubuntu o al obtener la certificación de Ubuntu, está permitiendo que los expertos en seguridad de Canonical se encarguen de ese riesgo por usted.”

A pesar de estar centrado sobre todo en el sector educativo, un ordenador Raspberry Pi puede ser usado como entorno de pruebas o incluso un servidor dentro de una pequeña pyme. La versatilidad que puede dar el miniordenador hace que en algunos contextos sea muy importante mantener unos buenos niveles de seguridad. Los que estén interesados en usar Ubuntu pueden seguir las instrucciones publicadas por Canonical, obviamente preparando antes la imagen del sistema para arrancarla.