xfce

Tras iniciar la transición hacia GTK3 con el lanzamiento de la versión 4.14, Xfce quiere pisar el acelerador para abandonar definitivamente GTK2 en la próxima versión mayor de este entorno de escritorio, la 4.16.

La intención de seguir impulsando GTK3 en detrimento de GTK2 en Xfce 4.16 es la de harmonizar la apariencia de ciertos elementos en los que se han detectado inconsistencias. Sin embargo, no se contempla el rediseño de algunas aplicaciones “complejas” como Thunar, el explorador de archivos oficial de este entorno de escritorio, y tampoco se espera una revisión completa del soporte de CSD.

Sobre Thunar, posiblemente la herramienta más usada de las que son oficiales de Xfce, no se espera un cambio radical de diseño, pero sí incluiría una gran cantidad de pequeños cambios que ayudarían a mejorar la experiencia de usuario, destacando la extensión de la API para que se puedan instalar complementos, además de añadir nuevas acciones como el almacenamiento de la configuración de la vista de cada directorio de forma individualizada.

Con el fin de adaptarse a las nuevas corrientes, en Xfce 4.16 se introducirá un modo oscuro para los paneles. Los desarrolladores pretenden que este modo oscuro para los paneles ofrezca una experiencia consistente, aunque recuerdan que Xfwm4 no soportará nunca ninguna variante oscura de temas GTK.

Panel oscuro CSD en Xfce 4.16

Por su parte, el complemento de lanzador de aplicaciones soportará acciones del escritorio. Esto quiere decir que se podrá hacer clic con el botón secundario del ratón para desplegar opciones de la aplicación, como el iniciar una ventana privada en Firefox o Chromium.

Abriendo una ventana privada en Firefox desde Xfce 4.16

A nivel de configuración se incluirá un modo espejo escalado por si la pantalla no despliega una resolución razonable y posiblemente se introduzca un modo de luz nocturna en la configuración de la energía junto a una mejor información para visualizar el agotamiento de la batería, un aspecto en el que GNU/Linux muestra más flaqueza de la deseable.

El pequeño tamaño de este proyecto hace que no pueda permitirse el introducir grandes cambios en un corto periodo de tiempo, por lo que no es de esperar que Xfce 4.16 sea revolucionario frente a versiones anteriores del entorno de escritorio. Pese a ello, podría incluir novedades que son de utilidad, como la configuración de la visualización de las carpetas individualizada, el modo oscuro para los paneles y la luz nocturna para reducir la cantidad de luz azul que desprende el monitor.