6 agosto, 2020

Pongara

Simple. Fácil.

WSL 2: «Linux dentro de Windows 10» soportará DirectX 12 y aplicaciones gráficas

WSL 2

Microsoft ha anunciado a través de su conferencia Build 2020 lo que podría ser uno de los bombazos tecnológicos del año: el soporte de DirectX 12 y aplicaciones gráficas en WSL 2. Pero claro, tiene truco.

Para los que anden perdidos, WSL es Windows Subsystem for Linux, una tecnología que permite la utilización de distribuciones GNU/Linux en Windows 10 y que hasta ahora se ha centrado en la ejecución herramientas que funcionan sobre la línea de comandos. Con el anuncio que hizo ayer Microsoft, WSL 2 no solo podrá ejecutar en un futuro cercano aplicaciones y programas de consola, sino también aplicaciones gráficas y ofrecerá aceleración por hardware mediante DirectX 12, la API gráfica del gigante de Redmond que domina a través de sus distintas versiones la industria de los videojuegos desde hace más de dos décadas.

Es importante tener en cuenta que la implementación de DirectX 12 para WSL 2 no podrá, al menos en un principio, ser implementada en un sistema GNU/Linux de escritorio, sino que el propósito de Microsoft es ofrecer a través de Windows 10 herramientas para los desarrolladores de Inteligencia Artificial y Aprendizaje Automático, donde GNU/Linux parece haberse consolidado con fuerza. La compañía ha explicado en su blog para desarrolladores que “la API D3D12 se puede usar para el procesamiento computacional y el procesamiento fuera de pantalla, pero no hay soporte de cadena de intercambio para copiar píxeles directamente a la pantalla (todavía)”. Por otro lado, Steve Pronovost, empleado de Microsoft, ha dicho en las listas de correo de freedesktop que han “considerado la posibilidad de llevar DX a Linux sin el cable de Windows conectado.”

Sin embargo, todos los que conozcan el mundillo saben que las API de referencia de GNU/Linux son OpenGL y Vulkan. Aquí la compañía ha recordado que ha trabajado para renderizar OpenCL y OpenGL sobre DirectX 12, por lo que usarán esas “capas para proporcionar OpenGL acelerado por hardware y OpenCL a WSL a través de la biblioteca Mesa. La distribución para WSL necesitará actualizar Mesa para activar esta aceleración, la cual se habilitará automáticamente”. Como no podía ser de otra forma, CUDA será otra tecnología soportada por WSL 2, mientras que Vulkan tendrá que esperar.

En lo que respecta a la ejecución de aplicaciones gráficas, Microsoft ha anunciado que se ejecutarán mediante aceleración por hardware y se apoyarán en un compositor de Wayland propio creado para WSL 2, lo que tendría que redundar en una mejora del rendimiento. El propósito es que las aplicaciones gráficas funcionen out of the box para hacer su uso lo más cómodo posible.

¿A qué juega Microsoft?

El gigante de Redmond parece estar jugando en varios bandos con todos estos movimientos. Por un lado, la ejecución de aplicaciones gráficas de GNU/Linux sobre WSL 2 podría desincentivar el uso del sistema de código abierto en máquinas reales, pero por otro el ecosistema de aplicaciones de Microsoft para GNU/Linux no para de crecer, y ahí está la reciente publicación de imágenes de Edge Chromium ejecutado en un presunto Ubuntu 18.04.

La compañía está dejando aparentemente todas las puertas abiertas, porque igual decide claudicar y adaptar su ecosistema (con la posibilidad de que DirectX esté en el saco) a los sistemas GNU/Linux de “toda la vida”, delimitar y limitar la adopción de GNU/Linux en el escritorio al haberlo reducido a una capa de compatibilidad dentro de Windows 10, o incluso es posible que un futuro veamos Microsoft Linux o Windows Linux. Entre las puertas se pueden atisbar las temidas tres E (embrace, extend and extinguish, adoptar, extender y extinguir en español), aunque hay quien sostiene que esto no es posible debido precisamente a la naturaleza abierta del software.