windows 10

Lo contaban nuestros compañeros de MC este fin de semana y es una noticia que vale la pena traernos para acá: Windows 10 permitirá acceder a archivos de Linux directamente desde el explorador de archivos. Cuándo se hará realidad esta característica no está del todo claro, porque la adelantan para la próxima actualización de abril del sistema, pero con visos a completarla el año que viene.

En cualquier caso, se trata de una novedad interesante para los usuarios de Linux en Windows, es decir, WSL, el subsistema de Windows para Linux al que Microsoft está poniendo tanto empeño. Quienes esperasen soporte nativo de los sistemas de archivos de Linux en Windows pueden seguir esperando, valga la redundancia, porque es algo que no va a pasar al menos en el corto o medio plazo.

Ahora bien, ¿en qué consiste ese soporte y hasta dónde llega? No dan datos al respecto, salvo lo relativos al acceso, que básicamente se realizará ejecutando vía terminal el comando “explorer.exe” que abrirá el navegador de archivos de Windows en el directorio personal de la distribución que se tenga instalada.

“Desde aquí puede acceder a cualquier archivo de Linux que desee, como lo haría con cualquier otro archivo a través del Explorador de archivos. Esto incluye operaciones como: arrastrar archivos de un lado a otro a otras ubicaciones, copiar y pegar, e incluso escenarios interesantes como usar el menú contextual para abrir VSCode en un directorio WSL”, explican. Para más datos acerca de este procedimiento, el artículo original publicado en Microsoft Developer.

Hablando de WSL, la semana pasada nos hicimos eco de un problema de rendimiento que podría estaría relacionado con el sistema de archivos, o a eso apuntaba la información, y que quizás tenga algo que ver con estas novedades que llegan ahora, lo cual nos lleva a plantearnos la pregunta del millón: ¿por que Microsoft no ofrece soporte oficial a los principales sistemas de archivos de Linux, que son claramente superiores a los suyos?

En equipos con ambos sistemas instalados, no hay problema en leer y escribir datos en las particiones Windows desde Linux, no así al contrario, dependiendo de desarrollos externos que hacen el papel, pero que no están integrados en el sistema. Tal vez sea este el próximo “gesto de amor” que tengan que hacer los de Redmond para Linux, aunque se reduzca a aquellos usuarios que quieran usar Linux desde Windows.