vivaldi

Seguimos de lanzamientos de despedida de 2018 y en lo que respecta a navegadores web, si ayer recibimos lo último de Firefox, aquí llega lo nuevo de Vivaldi, un proyecto al que de una manera u otra no le hemos perdido la pista desde su aparición.

Vivaldi 2.0 se lanzó a finales de septiembre con muchos pequeños cambios y una gran función que muchos de sus usuarios esperaban: sincronización en la nube. Lo nuevo es Vivaldi 2.2, anunciado hoy mismo y sus novedades son, valga la redundancia, más de lo mismo. Lo cual, en el caso de Vivaldi, es siempre positivo: este proyecto del cofundador de Opera se ha caracterizado desde sus inicios por rechazar el falso minimalismo y apuntar al usuario avanzado.

Te brindamos un navegador que continúa enfocándose en la personalización tanto en términos de funcionalidad como de interfaz“, escribe Jon von Tetzchner en el anuncio oficial, donde da repaso a todas las novedades de la versión.

La primera mejora que destaca se refiere a la gestión de pestañas, que ya era de lo más completo que se puede encontrar, pero que amplía su funcionalidad con la posibilidad de guardar las pestañas seleccionadas como sesión, pudiendo renombrarlas. Además, para los amantes del teclado extiende los atajos para cambiar de pestaña. Vivaldi es sin duda el número uno en opciones para gestionar las pestañas por defecto.

tab-selection-session

Guardar pestañas seleccionadas como sesión

La segunda novedad a destacar es el soporte de Picture-in-Picture, una función cada vez más común gracias a la cual se puede superponer un vídeo y continuar navegando. Opera fue el primero en tenerla, después fueron Chromium y Chrome y ahora le llega el turno a Vivaldi. Funciona siempre que el vídeo lo permita y se activa abriendo sobre la imagen el menú contextual y eligiendo “Imagen en imagen” (consejo para YouTube: pulsa dos veces el botón derecho del ratón para abrir el menú contextual de Vivaldi sobre el del propio vídeo).

Hablando de vídeo, Vivaldi 2.2, uno de sus cambios es exclusivo para Linux: soporte de Widevine (la biblioteca DRM de Chrome) mejorado. Y esto hay que explicarlo: para poder ver contenidos de Netflix, Amazon Prime Video, etc, es un complemento imprescindible, pero solo en Chrome y Firefox está por defecto. Vivaldi, si está instalado Chrome en el sistema localiza el archivo en cuestión y se lo enlaza para sí; pero a veces una actualización de Chrome a destiempo da al traste con el invento y ya es imposible ver nada en sitios con DRM. Pues bien, esta actualización debería en teoría prevenir este fallo (¡aprende, Opera!).

Picture-in-Picture o “Imagen en imagen”

Otras mejoras de esta versión son la asignación de atajos de teclado a sitios web específicos a través del lanzador (F2), simplemente escribiendo “atajos”, seleccionando la opción y configurando al gusto; una barra de búsqueda en el Speed Dial (se puede quitar desde “Opciones > Búsqueda”); o la opción para eliminar los botones de dirección de la barra de herramientas que no se utilicen (más adelante añadirán la posibilidad de configurarlos más a fondo, parece).

Y no, esto no es todo. Vivaldi 2.2 trae aún más novedades, pero os dejamos que las descubráis en el original. Por lo demás, ya os lo hemos dicho en alguna otra ocasión: este navegador es una gran alternativa para surcar la Web. Os recordamos eso sí que no es de código abierto, aunque se basa en Chromium y su código está disponible para revisión.