vscode

Visual Studio Code (VSCode) acaba de publicar su versión mensual y siguiendo el ritmo de desarrollo al que nos tiene acostumbrados la aplicación de Microsoft, presenta como siempre un buen número de novedades. Pero esta entrada no va de lo que trae, sino a lo que se lleva: el soporte de 32-bit.

Según explican sus responsables casi al final de una extensa nota de lanzamiento -señal de la importancia que le dan al asunto-, la nueva versión de VSCode ha dado el salto a Electron 4, versión a su vez a partir de la cual el framework deja atrás el soporte de 32-bit. Y así es como uno de los editores de código multiplataforma más populares actualmente se desliga de lastres.

La historia en este caso no es tan significativa como en otros, pues a pesar de que VSCode es cada vez más valorado para desarrollar todo tipo de proyectos, y para comprobarlo solo hace falta echar un vistazo por el código abierto que se genera en GitHub, se trata de una aplicación Electron. Y por más que muchos prefieran aplicaciones realmente nativas -estamos de acuerdo- o que se demonice a Electron por el consumo -no estamos de acuerdo-, en equipos de 32-bit con el hardware justo no es la mejor opción.

El movimiento de Visual Studio Code, sin embargo, es una muestra más de la época en la que vivimos, y es que vamos camino de que los procesadores de 64-bit cumplan la mayoría de edad en el mercado de consumo. Mucho tiempo tal y como evoluciona la tecnología hoy en día. Es decir, este caso nada tiene que ver con la discusión del soporte de 32-bit en sistemas de 64-bit de la que hablamos hace poco sobre Ubuntu, Valve y demás.

Para que os hagáis una idea, Google dejó de ofrecer Chrome de 32-bit en Linux a mediados de 2016. A finales de ese mismo año publicamos una encuesta cuyos resultados lo dicen todo, y cabe preguntarse cómo quedaría ahora el cuadro. Pero que nadie se eche las manos a la cabeza, porque como hemos repetido en tantas ocasiones, hay y habrá alternativas para todo durante mucho tiempo.