Hoy en día, quienes gestionamos diferentes blogs y páginas web, nos enfrentamos a un asunto tan delicado como la copia y la duplicidad de contenidos. Y no sólo por parte de terceros, sino inclusive muchas veces dentro de nuestro propio site.

La importancia del contenido es cada vez más importante a todos los niveles del marketing digital, y aunque somos una mayoría llevemos a cabo buenas prácticas, lleva a un aumento de plagios.

El problema es que la cosa no queda en un simple disgusto, o saber lidiar con él, sino que también puede suponer un problema de cara a posicionar en Google si no llevamos a cabo las medidas oportunas.


Efectos en #SEO y prevenciones al contenido duplicado en #Google por @danibocardo
Click To Tweet


Contenido duplicado: ¿Qué pasa si te copian?

El mayor problema que puede surgir cuando hacen un plagio de tu contenido es que Google considere que el contenido copiado es el tuyo. ¿Y por qué puede ocurrir esto? Pues porque si esa otra página indexa su URL antes que tú, Google considerará que esa es la original.

En este sentido, hay ciertos problemas que te pueden afectar si te copian y duplican tu contenido:

  • Mala reputación online: Tanto para el motor de búsqueda como para los usuarios que no tengan clara la fuente del contenido. Parecer un “copión” nunca está bien visto.
  • Problemas de credibilidad: En línea con el punto anterior, si los usuarios creen que copias contenidos de terceros, la credibilidad de tu marca se verá muy afectada.
  • Mal posicionamiento SEO: Si Google considera que copias textos de otros, rápidamente se verá afectado tu posicionamiento en las SERPs.

¿Qué es el contenido duplicado?

Antes de hablar sobre cómo evitar estas situaciones, vamos a aclarar qué es exactamente un contenido duplicado en Internet, y qué dos tipos de plagiadores vamos a encontrar principalmente.

El contenido duplicado es todo aquel contenido textual o gráfico que se utiliza en una página web o blog, sin citar la fuente, y siendo este una copia del original. No importa la calidad de este, ni si la copia es de la obra entera o parte de ella.
  • Copia consciente: Este tipo de plagio es el más descarado, y también el menos frecuente. Se trata de usuarios que directamente copian el contenido de otros, haciéndolo de mala fé y publicando todo como si fuera original.
  • Copia inconsciente: El plagio inconsciente es el que más veces aparece, y es igual de grave aunque quien copia el contenido no es consciente del problema. Ocurre cuando alguien busca fuentes de información en Internet, por ejemplo, y directamente copia partes de esos textos para utilizarlos en su propio contenido. No copia toda la obra, pero sí lo suficiente para que se catalogue como contenido duplicado.

En el aspecto visual, el plagio es más complicado de detectar, ya que los motores de búsqueda y otros programas similares no pueden leer la información de este tipo de contenido. Pero, por su parte, el contenido textual es fácilmente detectable y existen herramientas para detectarlo como Copyscape.

Cómo evitar los efectos del contenido duplicado

Al margen del resto de problemas que supone un plagio, lo más urgente es solucionar los problemas con Google.

Una vez que el motor de búsqueda tenga las URLs indexadas, y con el consiguiente daño para el posicionamiento de ambas, solucionar este problema es mucho más complicado.

Revisa el estado de indexación de tu URL en Search Console

Siempre se dice que la mejor defensa es un buen ataque, y en este caso es totalmente cierto. Tener un control claro sobre tu contenido y sobre su situación en Google es indispensable para evitar sorpresas.

 Revisa siempre que realmente has conseguido indexadar la URL o página web en Google, pues no siempre esto es aconsejable, tal y como vimos en uno de mis posts anteriores al respecto.

No debes dejar este tema en manos del motor de búsqueda, sino trabjar en ello y revisarlo a menudo.

Indexa tu contenido en Google de forma proactiva

Además, es recomendable que indexes tu contenido de manera proactiva. Es decir, cada vez que lances un contenido nuevo asegúrate de que Google lo sabe.

Para ello, tienes que enviar a través de Google Search Console tus nuevas URLs a Google (nada más crearlas). De esta manera, el motor de búsqueda sabrá siempre que ese contenido es tuyo, y será más complicado que crea que lo has copiado.

Prevención de los efectos del contenido duplicado en Google

La mejor manera de evitar cualquier tipo de problema en Internet, pasa siempre por tener el mayor control sobre los contenidos del propio site. Cuantos menos aspectos dejes al azar, más fácil será protegerte ante ataques de terceros o problemas de todo tipo.

Así que a partir de ahora te recomiendo que te familiarices bien con Search Console y, por supuesto, lo incluyas en tus rutinas habituales de creación de contenidos.

The post ¿Qué pasa cuando tu contenido es duplicado en Google y cómo evitar las consecuencias? appeared first on Vilma Núñez – Consultora Estratégica de Marketing.