OpenJDK

Bruno Borges, gerente de producto principal para el desarrollo de Java en Microsoft, ha anunciado que el gigante de Redmond ha firmado un acuerdo “la semana pasada” para unirse oficialmente a OpenJDK, la implementación oficial de Java publicada como software libre.

Bruno Borges ha reconocido que “Microsoft y sus subsidiarias dependen en gran medida de Java en muchos aspectos”, siendo esto una clara referencia a la extendida utilización de la tecnología propiedad de Oracle en la plataforma Azure.

Microsoft lleva tiempo acercándose a la tecnología creada por Sun Microsystems con movimientos como la adquisición de jClarity con el fin de optimizar las cargas de trabajo de Java en Azure. jClarity es uno de los cofundadores y uno de los principales contribuidores de AdoptOpenJDK, la iniciativa que surgió con el objetivo de facilitar la instalación de OpenJDK en Windows y Mac, aunque ofreciendo también soporte para GNU/Linux.

El hecho de que Microsoft se una a Java posiblemente provoque temblores entre los usuarios y seguidores más veteranos de la popular tecnología, ya que el gigante de Redmond creó en 1997, tras obtener una licencia de Sun Microsystems, una máquina virtual de Java propia acompañada de una herramienta de desarrollo llamada Visual J++. Sin embargo, Sun estimó que aquello incumplía los estándares de Java, por lo que llevó a Microsoft ante los tribunales en un entuerto que se resolvió en el año 2001.

Bruno Borges ha comentado en la lista de correo que de momento Microsoft contribuirá a OpenJDK con “pequeñas correcciones de errores y backports para que podamos aprender cómo ser buenos ciudadanos dentro de OpenJDK”. Esto suena a una muestra de que las relaciones entre Microsoft y Oracle podrían no ser las mejores, a pesar de que la compañía con origen en Redmond ha cambiado radicalmente su actitud desde la llegada de Satya Nadella al puesto de CEO.

OpenJDK parece haber tenido un fuerte impulso desde que Oracle decidiera cambiar la licencia de la versión comercial de Java, que pasó a ser de pago. Como ya dijimos en su momento, no había razones para el alarmismo que se generó en torno a esa decisión de Oracle, ya que la implementación comercial de Java (privativa) lleva desde la versión 7 basada en OpenJDK.