6 agosto, 2020

Pongara

Simple. Fácil.

¿Microsoft en contra de Facebook?: Retira su publicidad pero no quiere ser parte del boicot

Facebook necesita hacer algo y rápido. La cantidad de anunciantes que han decidido suspender sus inversiones en la gran red social son cada vez más. Microsoft acaba de anunciar que eliminará sus inversiones en publicidad tanto en Instagram y Facebook.

La declaración

Aunque esta decisión se da en el marco de la campaña #StopHateProfit que ha llevado a muchas grandes marcas como Unilever, Adidas o Ford a dejar de invertir en la gran red social, lo cierto es que la firma liderada por Bill Gates tomó esta decisión desde hace ya varias semanas atrás.

Durante mayo pasado, Microsoft habría tomado la edición de frenar su publicidad tanto en Facebook como en Instagram dentro del mercado estadounidense, luego de expresar una clara preocupación sobre el tipo de noticias que acompañaban sus ejecuciones publicitarias.

Lo que es nuevo, y tal y como lo indican desde Axios, Microsoft ha tomado la decisión de suspender la publicidad en todo el ecosistema de Facebook a nivel mundial.

El anuncio vino de la mano de Chris Capossela, CMO de Microsoft, quien en un post interno en Yammer enviado a los colaboradores de la empresa en el que destacaron que los motivos son el contenido inapropiado que se pueden encontrar en estas redes sociales tales como aquellos que incitan al odio, la pornografía o el contenido relacionado con terrorismo.

¿Se va para siempre?

Lo cierto es que esta decisión parece no ser tan definitiva; más bien parece responder a una estrategia de replanteamiento de estrategia.

Según la fuente antes citada la publicidad de Microsoft para ambas plataformas podría regresar antes de otoño, cuando se espera que terminen las negociaciones de los Redmond con Facebook para aclarar las posiciones que ocupan sus ejecuciones dentro de la red social..

A decir del CMO de Microsoft se mantienen en contacto con los directores de ambas redes sociales para acordar las condiciones sobre las cuáles Microsoft podría regresar a las plataformas como anunciante y si se da un escenario propicio es posible que esta firma tecnológica regrese a Facebook en septiembre próximo.

Microsoft ha decidido adoptar esta medida antes que sumarse al boicot toda vez que reconoce que  “los medios más impactantes para un cambio genuino y a largo plazo se consiguen a través del diálogo directo y las acciones con sentido con nuestros media partners, incluida la suspensión de los dólares invertidos en marketing. También hemos aprendido de la experiencia que hacer público lo que gastamos en medios no ayuda ni a nuestros clientes, ni a nuestros media partners ni a Microsoft. Lo que sí lo hace es trabajar directamente con los partners en cambios positivos”.

A la sombra de grandes pérdidas

Si bien lo que ahora sucede con Microsoft es un movimiento que busca desmarcarse de la campaña encontrar de Facebook gestada por diversas marcas y agencias, lo cierto es que no está nada lejos del fin común.

Para Facebook esta debería ser una señal que prenda todas las alertas. Basta con entender cómo se han movido las últimas cifras alrededor de los ingresos publicitarios de esta plataforma.

De acuerdo con el último reporte financiero de Facebook durante el primer trimestre del año su negocio tuvo una ganancia de 5 mil millones de dólares, lo que se traduce en una alza de 18 por ciento en comparación con el mismo periodo del año anterior.

No obstante, registró una caída en los ingresos publicitarios a fines de marzo por la crisis del coronavirus.

De hecho, el boicot cantado hacia la red social como plataforma publicitaria ya tiene una cifra de pérdidas para el imperio de Mark Zuckerberg.

La riqueza del empresario norteamericano se redujo en 7 mil 200 millones de dólares a causa de la desbandada de muchas empresas y agencias, al tiempo que las acciones de Facebook cayeron al cierre de las operaciones del viernes en 8 por ciento, de acuerdo con Business Insider.

Estas cifras, con la cantidad de empresas que han decidido disminuir o bien eliminar sus inversiones publicitarias, simplemente se harán más grandes en el trimestre siguiente, lo que no es buena noticia para Facebook si consideramos que ante sí tienen la amenaza de una plataforma que parece ir con todo para quedarse con gran parte del pastel publicitario: TikTok.