mark shuttleworth

Mark Shuttleworth ha participado como ponente en el OpenStack Summit celebrada esta semana en Berlín y tanto en el escenario como fuera de él, sus declaraciones no han dejado indiferente a nadie. Ha hablado sobre la compra de Red Hat, sobre una posible compra de Canonical y más cosas.

Shuttleworth, que al parecer no tuvo suficiente con dar su opinión sobre la compra de Red Hat por escrito, no tardaba ni treinta segundos en sacar el tema a relucir, una vez subido al escenario del OpenStack Summit: “Me han parado mil veces para hacerme las mismas dos preguntas… […] La primera es, ya que todo el mundo ve a Canonical y Ubuntu como la compañía emergente que desafía a Red Hat en la empresa, lo que pienso acerca de que IBM haya comprado Red Hat“.

Permitdme decir que no fue ninguna sorpresa para mí, dado que a lo largo de los dos último años he visto a algunos grandes usuarios y clientes comentando que querían tener nuevas opciones de Linux y optando por crear sus infraestructuras abiertas con Ubuntu“, prosigue. “Me sorprendió la cantidad de deuda que asumió IBM para cerrar el trato y me preocuparía por ellos si no fuera porque la nube pública es una gran oportunidad y creo que tiene sentido si se piensa que IBM puede trasladar una gran cantidad de cargas de trabajo en su nube. Entonces ese trato podría tener sentido“.

No obstante, Shuttleworth no perdió la ocasión de recordar que en la nube Linux, en OpenStack, Ubuntu es con diferencia la solución más extendida. Las cifras lo avalan: solo en Amazon, plataforma líder del sector, hay más de 300.000 instancias de Ubuntu ejecutándose; Red Hat apenas alcanza las 20.000. Lo que no dice el fundador y CEO de Canonical es que la inmensa mayoría de esas cargas de trabajo no le reportan a la compañía ni un céntimo -Ubuntu es gratis-, mientras que en el caso de Red Hat sucede al contrario -RHEL se paga.

Pero tiene un dato importante que compartir a favor de su propuesta, y es que las ediciones corporativas de Ubuntu 18.04 LTS para la nube, el Internet de las cosas y demás, gozarán de 10 años de soporte. Un golpe de efecto con el que, ahora sí, se ponen a la par de Red Hat y SUSE. Asimismo, en Canonical están poniendo esfuerzo en simplificar la administración de OpenStack para que cualquier infraestructura pueda ser gestionada con un mínimo de dos empleados.

Ya en su salsa, Shuttleworth no puede evitar repetir aquello de que los clientes están descubriendo en Ubuntu la mejor alternativa a Red Hat, o cómo les van quitando clientes en áreas estratégicas, aunque en esta ocasión la organización no le ha llamado la atención. “Seis de los veinte principales bancos del mundo usan Ubuntu OpenStack“, comenta. También en el segmento de las telecomunicaciones y las grandes superficies tiene Canonical clientes importantes, incluyendo compañías como AT&T, CenturyLink, Deutsche Telekom, NTT Docomo, SoftBank o Walmart.

mark-shuttleworth_openstack-summit

Mark Shuttleworth presumiendo de barba

Con la compra de Red Hat como tema omnipresente no solo en el OpenStack Summit, sino en el mundillo tecnológica en general, otra pregunta que le hacen a Shuttleworth en un corrillo con periodistas y que nada tiene que ver con ninguna de las dos con las que introduce su charla, es su posición en relación a una futura compra de Ubuntu. De hecho, hay entre los periodistas quien menciona rumores de que Microsoft podría comprar Canonical, que a fin de cuentas es algo sobre lo que más o menos en broma, ha hablado todo el mundo estos días.

Valoro mi indenpendencia“, responde, dando a entender según lo relatan quienes estuvieron presentes, que es una situación que se podría dar en un futuro, siempre y cuando Shuttleworth mantuviese el control de la compañía y le sirviese para acelerar la visión que tiene para Canonical. ¿Y qué visión tiene para Canonical, Shuttleworth? Después de no conseguir sus objetivos en el mercado de consumo con Ubuntu Phone y demás, conquistar el mercado corporativo, claro está.

Dicho de otra forma, Shuttleworth deja abierta la posibilidad de vender Canonical si se hiciera en los términos que acordaron Red Hat e IBM: funcionamiento como identidad independiente y una millonada con la que dotar a Ubuntu de recursos de todo tipo, que es en lo que consiste esa aceleración. Pero antes de que nada de eso pase Canonical tiene que crecer mucho y el paso previo, que supuestamente darán en 2019, es su salida a bolsa.

En cuanto a que Microsoft sea la que se haga con la compañía habrá que verlo, pero lo cierto es que parece una fijación en muchas de las conversaciones sobre el tema que se pueden leer por Internet. De llegar a ocurrir, podemos estar seguros de dos cosas: pagarán mucho menos de lo que pagó IBM por Red Hat, pero ni el dinero por cuantioso que sea eclipsará el impacto que una noticia así puede tener en el ecosistema de Linux.

Volviendo por un instante a la charla, falta la respuesta a esa segunda pregunta que le han hecho mil veces, la cual despacha con un tono entre bromista y metafísico: “La segunda pregunta que todos parecen tener es qué apuesta he perdido para para dejarme crecer esta magnífica barba. Permitidme decir que cada uno de nosotros debe aceptar el hecho de que viene el invierno“. Valar Morghulis! (puestos a elegir referencias cinematográficas podría haberse decantado por Iron Man, porque está clavado a Iron Monger…).

A continuación, la charla completa en vídeo.