Para nadie es un secreto que los influencers se han convertido en un elemento de gran valor en la tarea de las marcas por conectar con los consumidores, sobre todo, los más jóvenes. KFC lo sabe y en su más reciente campaña de publicidad ha apostado por transformar la apariencia del Coronel Sanders para convertirlo en todo un influencer.

Estudios recientes indican que la industria del influencer marketing tendrá un valor 10 mil millones de dólares para 2020, esto gracias a que el 43 por ciento de los equipos de mercadotecnia experimentan con acciones de marketing de influencia para definir el valor real que aporta a su marca.

No obstante, triunfar en este campo de acción es cada vez más complejo. El 54 por ciento de los influncers asegura que ante el aumento de marcas interesadas cada vez es más complejo encontrar un equilibrio entre hablar sobre la propuesta de una empresa y publicar sobre aquello que realmente es relevante para ellos, mientras que para el 75 por ciento de las marcas identificar a los influencers relevantes para su firma se ubica como el gran desafío a vencer.

Poca credibilidad en la influencia

Este tipo de fenómenos ha comenzado a generar un sentimiento de hastío entre los consumidores, quienes de cierta manera, han perdido la confianza en las personas altamente influyentes por la cantidad de seguidores.

Para muestra un botón. Las conclusiones de un reciente estudio firmado por Splendid Communications indican que casi la mitad de los usuarios de medios de comunicación social creen que las sociedades entre influencers y marcas carecen de autenticidad, y que estas celebridades de la nueva era trabajan con marcas en las que no creen.

Esto tiene impactos en el alcance y demás objetivos que las marcas buscan alcanzar con estas acciones, si consideramos que 61 por ciento de los usuarios admite que han dado unfollow a un influenciador que promovió demasiados productos, cifra que gana relevancia cuando consideramos que 53 por ciento de los mismos asume que un influenciador se ha vendido cuando menciona una marca, aún cuando esto no sea una realidad.

¿KFC se burla?

Este panorama es justo el que, a decir de diversos medios, KFC ha utilizado como fuente de inspiración para su más reciente campaña, en la cual se muestra a un Coronel Sanders totalmente renovado que, creado mediante herramientas virtuales, intenta ser una “burla” para los influencer.

La nueva imagen de la marca que fue diseñada mediante herramientas virtuales comenzó a publicar sugestivos selfis en el perfil en Instagram de la reconocida cadena de comida rápida, lo que para muchos se ha interpretado como una burla a los formas en las que los usuarios y las marcas buscan ganar fama en plataformas como las redes sociales.

De tal suerte, el influencer creado por la marca lleva por nombre Colonel Harland Sanders y se caracteriza por ser una versión “más moderna” y “seductora” del personaje que por décadas ha abanderado a KFC. Su intención, es conectar con las audiencias más jóvenes de seguidores con lo que se espera que a lo largo de las siguientes semanas, tenga algunas apariciones en los personales de marcas como TurboMax y Old Spice, que como KFC forman parte también de la cartera de clientes de Wieden & Kennedy, agencia autora de esta estrategia.

Desde ahora, “la fuerza” de este “influencer” ha quedado demostrada con la “relación comercial” que parece tener con Dr Pepper, luego de un post publicado en su cuenta oficial.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

#ad Another big meeting with the best people in the business and the best drink in the business, @DrPepper. I always surround myself with the best people so I can figure out and overcome challenges. Like how to engage with millennials. Did you know they like experiences more than ownership? What a world. When we uncover important new facts with our research, there’s no problem my team and I can’t overcome. Especially when we have ice-cold Dr Pepper to keep us going. Always surround yourself with the best people. That’s a huge part of the #secretrecipeforsuccess. #boardmeeting #business #grinding #meeting #friedchicken #friedchickentattoo #drpepper #imapepper #advice #success #entrepeneur #behindthecurtain #keys #respect #inspiration #positive #positivethoughts #artistatwork #virtualcolonel

Una publicación compartida por Colonel Harland Sanders (@kfc) el