Windows 7

El próximo martes 14 de enero de 2020, Windows 7 agotará su soporte. A partir de ese momento, los millones de usuarios de esta versión del sistema operativo de Microsoft dejarán de recibir actualizaciones de seguridad y quedarán expuestos a todo tipo de problemas. Sin embargo, la gran mayoría seguirá aferrada durante bastante tiempo al 7 por diferentes motivos, a pesar de que hay alternativas válidas.

La principal, por supuesto, es la actualización gratuita a Windows 10, pero también Linux es una buena opción. Así lo consideran los desarrolladores de Vivaldi y lo mismo se puede decir de los de KDE, que hoy mismo han publicado un artículo en el que recomiendan Plasma como «un refugio seguro para los usuarios de Windows 7». Qué sorpresa, ¿verdad? KDE recomendando su propio escritorio…

Lo cierto es que en el contexto en el que lo hacen, sí es una sorpresa. Según publican en KDE News, la actualización a Windows 10 no es buena idea por motivos de privacidad y es preciso «ayudar a las personas a recuperar el control sobre sus sistemas y proteger sus datos», algo que «las comunidades de Software Libre hacen mejor». Así, «esta es la oportunidad perfecta para ayudar a los usuarios de Windows 7 a actualizarse a algo mucho mejor: ¡al escritorio Plasma!«, sentencian.

Para ello, han organizado una campaña que incluye dar un poco la brasa por redes sociales ensalzando las virtudes de KDE Plasma, así como reuniendo consejos y recursos con los que facilitar la transición, e invitan a cualquier interesado a unirse en la empresa. Una iniciativa elogiable, pero que no va a servir para nada, me temo. Y razón no les falta. El problema es que muchos usuarios anteponen la practicidad a la defensa de su privacidad y libertad.

En la publicación de KDE, por ejemplo, se enfocan -como por otra parte es normal- en el escritorio puro y duro, recomendando unos temas visuales y unos retoques para asemejar la interfaz a la de Windows, según podéis ver en el siguiente vídeo.

Por mal que me sepa decirlo, siendo como soy un avezado y encantado usuario de KDE Plasma, ese no es el camino. Plasma no necesita retoques para verse mejor que Windows 7, ni el usuario se va a sentir más como en casa por ponerse a hacer algo así. El escritorio no es el problema. De hecho, llevo unas semanas toqueteando Windows 10 en una máquina virtual y aun cuando tiene cosas interesantes que me gustaría ver en el escritorio Linux, Plasma le da un repaso en otras tantas. El problema, repito, no es el escritorio.

De esto, en cierto modo, hablábamos ayer con motivo de la cuota de mercado de Linux. Uno de vuestros comentarios lo dejaba claro: «la rotunda realidad es que salvo ingeniería informática y ofimática, ningún profesional puede tomarse GNU/Linux en serio», sostenía. Y también tiene su parte de razón; hemos discutido sobre este asunto mil veces y la conclusión es siempre la misma. Sin embargo, tampoco estoy de acuerdo en que todo usuario de PC tenga que serlo a nivel profesional, o que incluso siéndolo no tenga en Linux todo lo que pueda necesitar.

Muchos puestos de trabajo de tipo administrativo se han movido actualmente a la nube, lo cual significa que con un navegador vas sobrado para realizar la tarea, y en Linux el soporte de navegadores web es excelente. Ahora bien, quienes tienen el PC para jugar a lo último y más pomposo o dependen de aplicaciones específicas que no están disponibles para Linux… Ahí no hay nada que hacer.

Pese a todo, Linux sí es una alternativa que puede cubrir las necesidades de muchos usuarios, la mayoría de los cuales ni conocen su existencia. He ahí el otro problema. Y mientras que con el primer problema no podemos hacer nada, con el segundo tenemos más cancha por poco que sirva.

«Necesitamos que ayudes a convencer a los usuarios de Windows 7 para que se muevan al escritorio Plasma», dicen desde KDE. «Habla con tus amigos, familiares, compañeros de clase y colegas. Incluso si convences a una sola persona para que haga la transición a cualquier sistema basado en Linux, habrás hecho algo valioso y ayudado al movimiento FLOSS«. Aquí en MuyLinux llevamos haciéndolo desde hace años y no desistiremos, pero…