19 septiembre, 2020

Pongara

Simple. Fácil.

KDE quiere llegar a Plasma 6 con los deberes hechos

kde plasma 6

Tranquilo, querido usuario de KDE Plasma, porque a la actual versión del entorno de escritorio todavía le queda camino que recorrer e incluso cuando lo haya finalizado, podrás seguir disfrutándolo durante mucho más tiempo. Pero ya sabes cómo funcionan las cosas en el mundo del software: nada se está quieto, y es que la evolución constante es intrínseca al desarrollo de la propia tecnología.

Aunque lo más seguro es que la mayoría de usuarios de KDE Plasma 5 firmarían porque su ciclo se prolongase de manera indefinida, recibiendo actualizaciones que mejorasen lo que corresponda y alguna que otra novedad que diera vidilla, porque lo cierto es que el entorno de escritorio se encuentra en el mejor momento que haya tenido a nivel de experiencia, las cosas, cabe repetir, no funcionan así, y en KDE ya tienen puesto el ojo en la siguiente versión.

La primera llamada a la colaboración la hace David Edmundson en su blog con un propósito claro: ir adelantando trabajo y mitigar en lo posible lo que todos nos tememos: que Plasma 6 nos haga desear que Plasma 5 no se vaya nunca. Pasa con cada nueva versión mayor de los grandes entornos de escritorio de Linux y no parece que Plasma 6 vaya a ser una excepción. La transición de KDE 3 a KDE 4 fue dolorosa y aunque con Plasma 5 se hizo más asumible, no estuvo exenta de errores.

Lo peor, como siempre, es que cuando se lance Plasma 6.0 la compararemos con Plasma 5.22 o vaya usted a saber, y esa es una comparación tan imposible como inevitable. Haciendo memoria he recordado este, este y este otro artículo que escribí hace en torno a un lustro y he visto cómo la historia se repite: KDE 4 comenzó a ser ‘usable’ a partir de su versión 4.4-4.5 y Plasma 5 tres cuartos de lo mismo.

Pero es que desde que salió Plasma 5.5 hasta la última Plasma 5.19 han pasado casi cinco años en los que el escritorio ha recibido innumerables mejoras, y comparar aquella versión en la que el escritorio ya era ‘usable’ con las más recientes es un ejercicio igualmente inútil, porque las diferencias son abrumadoras. Lo mismo se podría decir del cambio de GNOME 2 a GNOME 3, y de la evolución que ha experimentado el escritorio GTK en los últimos años.

Volviendo con la llamada de Edmundson, se enfoca en pedir colaboración para agilizar la portabilidad de ciertos elementos del escritorio con los que el trabajo de puede hacer de manera incremental, en concreto, con los motores de datos que todavía colean desde los tiempos de KDE 4 y que se consideran obsoletos, y los módulos de configuración que forman las Preferencias de Plasma. Cualquier interesado en echar una mano, encontrará toda la información necesaria en el enlace de más arriba.

Con todo, la pregunta que te estarás haciendo es, ¿cuándo llega Plasma 6? Pero aún no tiene respuesta. Hace un par de meses que The Qt Company anunció la hoja de ruta para Qt 6, pieza clave del software de KDE, y a mediados de este mes lanzaron la previa de Qt 6.0, cuya versión final se espera que esté lista para finales de año. Así que antes de 2021 seguro que no, y muy probablemente nos veamos en 2022 con Plasma 5 como la versión predominante.

Y eso sin contar que The Qt Company no haga alguna estupidez que obligue a la comunidad a reaccionar, porque antecedentes y amagos, haberlos haylos.