the linux foundation

The Linux Foundation continúa recabando apoyos en la forma de miembros directos o asociados, con la veterana HP como nombre destacado en la última serie anunciada ayer mismo.

En total son treinta y cuatro nuevos miembros los que entran a formar parte de The Linux Foundation: veintinueve como miembros de plata y otros cinco como miembros asociados a alguna de las fundaciones dependientes de The Linux Foundation, tales como Automotive Grade Linux, Ceph Foundation, Cloud Native Computing Foundation, o las que amparan proyectos del calibre de Hyperledger, Kubernetes, Linux, Node.js u ONAP. Según informan, a lo largo de 2018 se han ido uniendo soportes diariamente.

Estamos entusiasmados de ver que treinta y cuatro compañías más se comprometen con el código abierto al unirse a The Linux Foundation“, comenta en su habitual párrafo de bienvenida Jim Zemlin, director ejecutivo de The Linux Foundation. “Estas organizaciones, que representan una amplia gama de industrias de todo el mundo, aportarán recursos y conocimientos valiosos a un ecosistema de código abierto expansivo“.

Entre las veintinueve incorporaciones directas hay compañías de todo tipo, ligadas principalmente a tecnologías como la nube, blockchain y similares. Sin embargo, sorprende encontrar entre tantos nombres desconocido para el gran público a una firma de la talla de HP Inc, por cómo se diluye entre el resto y porque cualquiera diría haberla visto ya entre las huestes de The Linux Foundation. La explicación está en la separación en 2015 de Hewlett-Packard en dos empresas: HP Inc y Hewlett Packard Enterprise (HPE), también miembro de plata de la fundación.

Como siempre, lo destacado de estos anuncios no se encuentra tanto en los particulares que se adhieren como en el conjunto, y es que The Linux Foundation se está convirtiendo en todo un lobby tecnológico, en principio, a favor del código abierto.