Una de las estrategias que en términos no para de crecer es aquella relacionada con la Optimización para Motores de Búsqueda (SEO). Este tipo de estrategias han probado en más de una ocasión su efectividad; no obstante, los cambios en los algoritmos de plataformas como Google pueden afectar de manera importante los resultados que marcas y medios obtienen gracias a estos esfuerzos.

La importancia del SEO

Para entender lo que está en juego cada vez que las grandes plataformas modifican sus sistemas internos, vale la pena mencionar que según iMPACT, el 82 por ciento de los mercadólogos creen que la efectividad de esta estrategia va en aumento, con lo que a decir de estudios de Hubspot hasta seis de cada 10 expertos de la industria creen que es la pieza prioritaria en sus esfuerzos de inbound.

Los impactos al respecto van más allá de la eficiencia de cada campaña. La cantidad de recursos que se destinan a dichas acciones es, por definición, cada vez más elevado.

SEO

Desde WebFX,  afirman que los proyectos de SEO tienen un costo promedio de entre 750 y 2 mil dólares al mes, según el volumen del proyecto.

Aún con lo elevado del costo, hablamos de estrategias que son necesarias ante las dinámicas que premian en el entorno digital.

Según SEOClarity, los principales resultados de búsqueda atraen hasta 19.3 por ciento de todo el tráfico, mientras que desde SimilarWeb, apuntan que el SEO es importante porque el 95 por ciento de la navegación web es orgánica.

Cambios en Google

En este sentido, es importante no perder de vista los cambios que los principales servicios relacionados con estas acciones realizan a sus algoritmos, con lo que vale la pena reconocer que durante esta semana Google anunció una “actualización profunda” a su algoritmo que debe ser considerada por los equipos detrás de cualquier marca que opera en digital.

Mediante su cuenta de Twitter, en días recientes, el gran buscador hizo eco de estos cambios mismos que bajo el nombre “September 2019 Core Update” materializan la segunda “gran modificación” para el algoritmo en lo que va del año. La primera tuvo lugar en junio pasado.

El mensaje emitido por la plataforma indica la puesta en marcha inmediata de dichos cambios: “Más tarde el día de hoy, realizaremos una profunda actualización del algoritmo tal como hacemos varias veces al año. Esta actualización se llama September 2019 Core Update. Nuestra guía sobre este tipo de actualizaciones permanece tal como hemos comentado anteriormente”.


No obstante, pocos detalles entregó sobre las implicaciones que tendrán estos cambios en la manera en la que se muestran los contenidos albergados en la web.

A pesar de este hermetismo, la plataforma hizo eco sobre las posibles consecuencias que se pudieran leer en el posicionamiento orgánico de cualquier site.

De hecho emitió una serie de consejos para aquellos jugadores que pudieron haber visto afectado su posicionamiento por esta actualización, al tiempo que aseguró saber que “aquellos con sitios que experimentan caídas buscarán una solución, y queremos asegurarnos de que no intenten arreglar cosas que sean incorrectas, ya que es posible que no haya nada que arreglar”, debido a que las afectaciones pueden ser parte de la actualización y no de un error interno para cada sitio afectado.

Lo que debes saber

En este sentido, en principio, Google sugirió que las marcas y medios deben centrarse en garantizar al usuario el mejor contenido posible ya que “esto es lo que nuestros algoritmos buscan recompensar”.

En una suerte por definir qué es el “mejor contenido”, el buscado ofreció una lista de aspectos a considerar para evaluar dicho contenido:

  • El contenido debe proporcionar información original, investigación y/o análisis.
  • Debe tener una descripción sustancial o completa del tema tratado.
  • El contenido debe ofrecer algo más que lo obvio.
  • Si considera otras fuentes, debe evitar la copia explicita o transcripción del contenido original así como ofrecer un valor adicional propio.
  • Los títulos de las páginas y contenidos deben ser un resumen descriptivo y útil de la información presentada.
  • Los titulares deben evitar ser demasiado exagerados, impactantes o amarillistas.

Adicional, Google apuntó que el contenido debe presentarse en formatos que demuestren confianza, con fuentes clara, información puntual de los autores y libre de errores ortográficos o de estilo.

Es posible que las consecuencias de la “gran actualización” al algoritmo de Google sea visible con mayor nitidez durante los siguientes días. No obstante, los equipos estratégicos detrás de cada marca están obligados a seguir la pista a estas modificaciones para ajustar sus estrategias y no perder escalones en la escalera del gran buscador que parece cada vez más saturada y compleja de subir.