foobar2000

Han publicado en el blog de Ubuntu su habitual lista mensual con los snaps más interesantes de septiembre, y tal y como me pasó cuando incluyeron Notepad++, me ha sorprendido encontrarme con una de las aplicaciones de las que mejor recuerdo guardo de mi lejana etapa como usuario de Windows: foobar2000. Por eso casi repito el titular, y prácticamente voy a repetir el fondo del contenido, en relación con el artículo de Notepad++.

Para quien no lo conozca, foobar2000 es un veterano reproductor de música gratuito -que no libre- para Windows. De hecho, si bien nunca alcanzó la popularidad de Winamp, Windows Media u otros, se le sigue considerando una de las aplicaciones de culto para audiófilos -que no melómanos- y, sin prisa pero sin pausa, su desarrollo continúa en contra de ‘moderneces’ como el streaming que tanto se lleva ahora.

El secreto del éxito de foobar2000 son las mil y una opciones que ofrece, ya sea integradas por defecto o mediante complementos, así como su ligereza; y aunque soporta una gran cantidad de formatos de audio, su predilección -o más bien, la predilección de sus usuarios- por los formatos sin pérdida, tipo FLAC o Monkey’s Audio.

Pero, claro está, hablamos de una aplicación para Windows, que al igual que en el caso de Notepad++ llega empaquetada como Snap pero se ejecuta sobre Wine. Algo ha podido hacerse sin mayores complicaciones desde hace mucho tiempo, pero que ahora se simplifica más si cabe. Eso sí, basta con echar un vistazo a las capturas que han colgado en la Snap Store para que a uno se le quiten las ganas de instalarlo.

Una aclaración: foobar2000 también está para móviles e incluso tiene una versión para Mac. Sin embargo, su base de usuarios más potente ha estado siempre en Windows.

Y una curiosidad: la insistencia de muchos de los usuarios de foobar2000 que dejaron Windows por Linux, pero no querían perder su amado reproductor por el camino, llevó a los desarrolladores del proyecto a… ¿lanzar una versión para Linux? No, pero a los más metomentodo les dedican el baile del hámster (aquí la música).

Fuera de bromas, lo que me ha empujado a escribir esta entrada es, como melómano moderno vía streaming que tiene bastante olvidados los reproductores de escritorio, preguntaros a los audiófilos si de verdad esto es necesario. Es decir, entiendo que a alguien le pueda haber dado por empaquetar foobar2000 como Snap y tal, pero ¿que lo promocionen en Canonical como algo de interés?

¿No tenemos en Linux reproductores de música que puedan competir con foobar2000 a nivel de opciones y calidad de sonido sin complicarse la vida? Yo con Audacious soy feliz, pero como digo ya lo escucho prácticamente todo vía navegador web.