• Facebook es un de las marcas de mayor relevancia en el mercado de redes sociales, por la confianza que han encontrado los usuarios digitales en esta plataforma.

  • Facebook registró ingresos por publicidad de hasta 55 mil millones de dólares durante 2018, según cifras reportadas por la propia plataforma.

  • La publicidad es el único ingreso del que dependen las redes sociales, por lo que una cifra que hable del fracaso en sus resultados, es un insight que debe alertar al negocio de estas redes.

Los mercadólogos deben de pensar dos veces antes de invertir en publicidad dentro de Facebook, una de las plataformas clave en la historia de redes sociales.

Durante este 2019 se estima que la inversión en publicidad dentro de redes sociales alcance los 91 mil millones de dólares, una cifra que nos habla del tremendo ciclo de inversión en el que han caído las marcas.

La confianza que parecían tener en la publicidad dentro de estas redes se convirtió en una inercia, que obliga a las compañías a pautar dentro de estas plataformas, tal como lo hacen con digital o similares.

Sin embargo, mientras los grandes grupos publicitarios se han dedicado a vaciar sus carteras en pautas dentro de Facebook, los pequeños negocios están seguros de que sus anuncios dentro de la red social no están funcionando.

De esto se han dado cuenta el 62 por ciento de los pequeños negocios encuestados por Weebly, una plataforma especializada en la creación de páginas web.

Según la plataforma, los negocio encuestados dijeron que ya no ven un alcance en sus targets a través de los anuncios de Facebook y está mal que no obtengan resultados, pues el 72 por ciento de quienes invierten dentro de la red social lo hace con la falsa idea de que lograrán awareness.

La caída de Facebook

Mucho se ha hablado sobre la eventual caída de Facebook, debido al desgaste de su marca y es evidente qué algo pasará. La plataforma justificó en Twitter que fue un problema con su servidor el que provocó la caída de la red social, sin embargo, no ha argumentado por qué están fracasando sus anuncios.

Los cambios en su algoritmo nunca fueron bien recibidos, de hecho provocaron un desastre en la distribución de las noticias, por lo que ahora solo queda esperar el anuncio de nuevos ajustes pensados en dar respuesta a lo que es evidente: Facebook está perdiendo el camino y puede que incluso, caiga a un precipicio.