Se prevé que durante 2019, el 72,4 por ciento de la población mundial en línea pueda tener acceso a las redes sociales, lo que representaría un incremento del 69,6 por ciento si se compara con los números registrados durante el 2016.

Facebook concentra a la mayor de los  los 2.32 mil millones de usuarios activos mensuales de la red social co-fundada por Mark Zuckerberg, el 57 por ciento son hombres, ante el 43 por ciento de las mujeres.

Es por el número de usuarios que la atención durante una fuga de información masiva en Facebook fue tan relevante para el mundo, y porque la transparencia es posible en mayor medida que cuando ocurrió antes a otras empresas.

Por el caso de Cambridge Analytica, la plataforma debió pagar a Reino Unido una multa de 500 mil libras (equivalente a 565 mil euros) por violación a la legislación sobre protección de datos personales, en tanto que CA se tuvo que declarar en quiebra. Las consecuencias fueron macro.

El problema tuvo como principal foco de afectación el mercado estadounidense; sin embargo, otras naciones, entre las que destacan México, también se vieron afectadas de manera considerable.

Sin embargo, Facebook no es es el peor crimen de datos que se ha cometido en la historia, de hecho existen registros de fugas de data con mucho más alcance que el de la plataforma.

El ejemplo más importante en números es el de Yahoo durante 2013, 2016 y 2017, años que lograron la impresionante cantidad de 3 mil millones de datos en fuga. Le siguió Facebook durante 2018, con 2 mil 200 y River City Media en 2017, con 1,370 millones.

En la lista también aparece Aadhaar durante enero de 2018, con 1,000 millones y con la misma cantidad Aadhaar UIDAI.

Todas estas fugas enfrentaron en su momento un reto de crisis de marca porque la seguridad de los datos es un tema cada vez más importante y con mayor alcance en las afectaciones para los usuarios digitales, por ende es un tema que se toca con cuidado en las tecnológicas, pero aún hace falta mucho camino por corregir esto y podría tardar algunos años más.