6 agosto, 2020

Pongara

Simple. Fácil.

Estos son los números de ProtonDB (Steam Play) a diciembre de 2018

ProtonDB

Steam Play/Proton ha supuesto una pequeña revolución dentro del mundo gaming. Siendo a día de hoy algo que está lejos de ser un sustituto de Windows, la comunidad “linuxgamer” lo ha recibido con gran entusiasmo, hasta el extremo de que existe una base de datos no oficial para informarse sobre la calidad del soporte ofrecido por esta iniciativa de Valve.

La mencionada base de datos se llama ProtonDB y aparentemente tiene bastante actividad, por lo que desde Boiling Steam han recogido los datos sobre los números de contribuidores e informes.

Lo primero que destaca es que tanto el número de contribuidores como de informes ha sido más bajo en diciembre de 2018 que en el mes anterior, con 1.485 frente a 1.638 a nivel de contribuidores únicos y 3.541 frente a 4.441 a nivel de informes. Además de eso, se recogen datos sobre distribuciones, CPU, GPU, cantidad de RAM y cantidad de informes por juego.

Como era de esperar, Ubuntu es la distribución más utilizada por los contribuidores de ProtonDB en diciembre de 2018, acaparando una cuota del 41,8%. Le siguen Manjaro (gracias a su gran configuración out of the box para juegos) con el 13,6%, Mint con el 12,8%, Arch Linux con el 8,2%, Fedora con el 4,8% y Debian con el 4,3%. Aunque hay variedad en este Top 15, es innegable que las familias Debian y Arch se llevan el protagonismo, además que la parte del “pastel” que no acapara Ubuntu termina estando muy repartida.

Cuota de distribuciones Linux de los contribuidores de ProtonDB en diciembre de 2018

En lo que respecta a las marcas de CPU, y como es de esperar en ese sector, gana Intel con el 66,6% frente al 33,3% de AMD. Sin embargo, la situación de la marca de Sunnyvale entre los contribuidores de ProtonDB es mucho mejor que entre los usuarios de Windows.

Cuota de procesadores (Intel Vs AMD) de los contribuidores de ProtonDB en diciembre de 2018

Sobre la RAM, los contribuidores de ProtonDB destacan por tener más que el jugador de Windows medio, ya que el 47,5% cuenta con 16GB, que es prácticamente el estándar si se quiere jugar a juegos de última generación en calidad gráfica ultra y resoluciones de 1080p o superior. Esos usuarios están seguidos por lo que usan 8GB, que representan el 24,5%, y los que usan 32GB de RAM, que son el 10,6% de los contribuidores.

Cuota de cantidades de RAM de los contribuidores de ProtonDB en diciembre de 2018

Sobre las marcas de GPU, aquí tenemos un claro dominio de NVIDIA con un 63,7%, frente al 25,9% de AMD y el 10,4% de Intel. Sin embargo, al igual que pasa con las CPU, la marca de Sunnyvale muestra mejores números aquí que en la encuesta oficial de Steam.

Cuota de marcas de GPU (NVIDIA Vs. AMD Vs. Intel) de los contribuidores de ProtonDB en diciembre de 2018

En los últimos tiempos las GPU se han convertido en un elemento que a veces resulta incluso más determinante que la CPU si se quiere ejecutar con éxito (la calidad es otro tema) juegos de última generación. Entre los usuarios de NVIDIA, la GPU más utilizada es la GTX 1060 con el 17,1% de cuota, coincidiendo a nivel de puestos con lo que se ve en la encuesta oficial de Steam. Después nos encontramos con la GTX 1070 con un 12,9%, la GTX 970 con el 12,8%, la GTX 1050 Ti con el 9,9% y la GTX 1080 con el 8,4%.

Cabe destacar que la ejecución de juegos en Steam Play se realiza con Wine, y aquí NVIDIA muestra una clara ventaja frente a AMD debido a que la segunda marca no ha tenido drivers competentes para juegos hasta hace poco.

Cuota de GPU NVIDIA de los contribuidores de ProtonDB en diciembre de 2018

Desde el lado de las GPU AMD, tenemos a la RX 580 como clara dominadora con el 22,3% de cuota, seguida de RX Vega (no especifican modelo) con el 12,7%, la RX 480 con el 12,2% y la RX 570 con el 7,2%. Para los que no estén puestos en temas de GPU, tanto la RX 580 como la RX 480 son consideradas equivalentes de la GTX 1060, por lo que a nivel de gamas no hay grandes diferencias entre los usuarios de AMD y NVIDIA teniendo solo en cuenta a los contribuidores de ProtonDB.

Cuota de GPU AMD de los contribuidores de ProtonDB en diciembre de 2018

Sobre los juegos que más informes han generado, tenemos en primer lugar a GTA V con 49, seguido de Age of Empires II HD con 34 y The Witcher 3: Wild Hunt con 33. También se puede destacar la presencia de muchos juegos de Bethesda, entre los que están The Elder Scrolls V: Skyrim Special Edition, The Elder Scrolls V: Skyrim, Doom 2016, Fallout 4, Quake Champions y Fallout: New Vegas (aunque el desarrollo de este último fue encargado a Obsidian).

Posición Título del juego Cantidad de informes
1 Grand Theft Auto V 49
2 Age of Empires II HD 34
3 The Witcher® 3: Wild Hunt 33
4 No Man’s Sky 27
5 The Elder Scrolls V: Skyrim Special Edition 27
6 HITMAN™ 2 25
7 Path of Exile 23
8 Elite Dangerous 21
9 The Elder Scrolls V: Skyrim 20
10 Warframe 20
11 DOOM 19
12 Fallout 4 19
13 Quake Champions 19
14 DARK SOULS™ III 17
15 Fallout: New Vegas 17
16 METAL GEAR SOLID V: THE PHANTOM PAIN 16
17 Middle-earth™: Shadow of War™ 16
18 Subnautica 16
19 Frostpunk 15
20 LEGO The Lord of the Rings 15

¿Qué es ProtonDB?

Recogiendo lo que dice en su sitio web oficial, su objetivo “es recopilar informes de otros jugadores mientras se prueban juegos con Proton en Linux y se proporciona puntuaciones agregadas sobre qué tan bien funcionan los juegos (de Windows). Un grupo creciente de sugerencias proporciona ajustes que se pueden intentar para que los juegos funcionen, mientras Proton continúa con su desarrollo. Además de esto, se puede explorar el catálogo de juegos de Steam en este sitio para descubrir una amplia gama de títulos que antes no estaban presentes para su uso en Linux.”

Es importante tener en cuenta que Proton es esencialmente Open Source, por lo que el trabajo realizado desde ProtonDB puede terminar derivando en parches para mejorar el desempeño o corregir errores en Steam Play.

Antes de terminar, recordamos lo que dijimos al principio, y es que a día de hoy Steam Play/Proton no da para ser un sustituto de Windows, aunque el potencial y el margen de mejora son aparentemente enormes.