Destacar en espacios como LinkedIn demanda tener métricas claras. Lo que no se mide, no sirve y lo que se mide se puede mejorar. Esta es quizá una de las premisas básicas de la mercadotecnia, misma que en tiempos de social media cobra mayor relevancia, aunque no siempre se tiene claro cuál es el mejor camino a seguir.

Para muestra., basta con reconocer que, de acuerdo con Social Media Today, aunque el 65 por ciento de las empresas afirma que medir el ROI en redes sociales es de suma importancia, el 83 por ciento de las mismas tiene dudas sobre cómo y qué medir.

Dentro de plataformas como Facebook, Twitter o Instagram este proceso puede ser más sencillo, debido a la relación familiar que las marcas, sus equipos y estos servicios han generado cuando menos durante la última década.

Los secretos de LinkedIn

No obstante, en el caso de LinkedIn, las cosas podrían ser más complejas si consideramos la propia naturaleza de la red social, la cual puede no tener el alcance que sus homólogas ofrecen, pero que entrega mayores tasas de engagement, recordación y posicionamiento de marca cuando se sabe explorar como plataforma publicitaria.

La red social profesional, como se conoció desde su nacimiento, actualmente cuenta con más de 467 millones de miembros en todo el mundo, una de las más populares en términos de usuarios activos, de acuerdo con datos proyectados en Statista.

Si bien el número queda por debajo de otras plataformas similares por mucho, resulta interesante reconocer que, según un estudio, realizado por HubSpot, el redimiendo de LinkedIn Ads fue 277 por ciento más efectivo que Facebook y Twitter.

La red social ofrece muchas oportunidades para las marcas, sobre todo cuando de ganar la fidelidad del cliente se trata a través del contenido, toda vez que el 71 por ciento de los profesionales consideran a LinkedIn como una fuente confiable para establecer contenido profesional.

¿Cómo leer el reporte de resultados?

No obstante, para capitalizar estas bondades es necesario contar con una correcta estrategia de análisis de rendimiento ya que, como se mencionó antes, contar con esta información es vital para optimizar las inversiones que se realizan dentro de dicha plataforma.

Aunque muchas de las métricas estarán dictadas por los objetivos particulares de cada estrategia y cada marca, es cierto que existen algunas claves para realizar un correcto análisis de una página de empresa en LinkedIn, con lo que partiendo de la información entregada por Hootsuite, compartimos las métricas que nunca debes perder de vista en un reporte de resultados de LinkedIn:

  • Visitantes: Gracias a este parámetro, los equipos podrán controlar el tráfico hacia y desde una página para obtener más información sobre los datos demográficos de los seguidores y lectores del contenido.
  • Actualizaciones: Gracias a esta sección se puede hacer un seguimiento del alcance de cada publicación y analizar la interacción que ha generado. También puedes darle seguimiento a las acciones en cada publicación, como la cantidad de seguidores o visitas de perfil que obtuvo.
  • Seguidores: Mediante este apartado se puede supervisar las tendencias de los seguidores a lo largo de períodos de tiempo e investigar si se adquirieron de forma orgánica o mediante contenido pagado. A esto se suma la posibilidad de consultar datos demográficos sobre los seguidores, incluidos los datos de antigüedad e industria. Los mercadólogos también pueden establecer un punto de referencia del crecimiento de tu audiencia comparando los seguidores con otras compañías.