Actualmente Instagram cuenta con más de mil millones de usuarios activos mensuales, con un promedio 206 minutos al mes en la plataforma, con lo que los ingresos publicitarios de la plataforma pasarán de los 4.100 millones de dólares proyectados al cierre de 2017 a 10.870 millones de dólares durante 2019, de acuerdo con datos de eMarketer.

Estos números dejan en claro que Instagram se ha convertido en la nueva gran plataforma aa la publicidad, en buena medida, impulsada por las acciones de influencer marketing.

Conversiones, la exigencia

Al tiempo que el uso de Instagram crece, las exigencias de los líderes empresariales por ver resultados de negocio serán mayores.

De hecho, en términos generales está es una realidad para los CEO’s quienes entienden que cada vez es más importante justificar cada inversión con resultados tangibles de negocio.

Basta con reconocer que los líderes empresariales creen que las prioridades de su CMO deberían ser el crecimiento de ingresos en un 95 por ciento de los casos; margen bruto en un 51 por ciento; y una cuota de mercado en 49 por ciento de las ocasiones.

Con esto en mente, ahora no basta con tener un gran número de seguidores en Instagram; el desafío estará en convertir a dicha base de followers en clientes reales para las marcas.

Así, desde HubSpot, comparten tres aspectos clave para convertir los seguidores en clientes de una empresa:

Creatividad en pies de foto

Instagram es una red social visual y más de una ejecución demuestran que la publicidad entiende bien este principio. No obstante, no basta con compartir una bella foto, esta deberá contar con una descripción que sea creativa y que incluya llamadas a la acción. La recomendación es incluir hasta 4 hashtags para mejorar las posibilidades de éxito.

Evita acciones de shadowban

EL shadowban es un proceso mediante el cual se bloquea contenido en las redes sociales sin que los usuarios (o en este caso las marcas) lo noten. DE esta manera, en una cuenta de Instagram el contenido no aparecerá en la sección de últimas noticias a menos que los usuarios ya sean tus seguidores, con lo que bajará tu notoriedad.

Esta medida, si bien no es reconocida de forma oficial, es aplicada tanto a las cuentas que no cumplen las condiciones de uso, como a las que utilizan métodos ilegítimos para incrementar su número de seguidores.

Utiliza la opción de “comprar”

A finales del año pasado, Instagram habilitó la opción de comprar post habituales de las cuentas empresariales. Gracias a esta función se puede etiquetar un producto de la misma manera que se menciona a un usuario, lo que permite a los usuarios completar el recorrido de compra sin salir de la app.