• En mayo de 2007, Facebook permitió la reproducción de videos en la plataforma. Hasta la fecha, hay más de 10 formatos del segmento que se pueden aprovechar.

  • 45 por ciento de usuarios de Facebook tienen la intención de consumir más videos a futuro. 

  • Te puede interesar: 4 puntos importantes que debes conocer sobre Facebook Watch

El video es uno de los mejores formatos para hacer contenido y marketing en Facebook. ¿Por qué? Sencillo: proporcionan experiencias inmersivas, personalizan la imagen y el producto de una marca, provocan respuestas y, lo más importante, son los contenidos más utilizados, compartidos y vistos por los usuarios.

Ahí es donde radica su principal ventaja sobre otros formatos: son más efectivos para alcanzar y atraer a las audiencias en comparación con las fotos o enlaces. De acuerdo con Facebook, según el último estudio de la plataforma, el 45 por ciento de personas en la plataforma tienen la intención de consumir más videos a futuro.

En Facebook, el video tiene mucho auge

Hay una necesidad actual de producir mucho más contenido. De hecho, mientras este se enfoque en el video, será mejor. Estamos en un punto donde aprovechar los beneficios que el video tiene para ofrecer a la estrategia de marketing de una firma podría marcar la pauta que determine el éxito o fracaso de los objetivos que tienen las empresas.

Para hacer esto posible, los profesionales necesitan combinar análisis y estrategia, además del uso de herramientas. Con la finalidad de comparar el rendimiento que puede tener en el mercado, resulta clave comprender dónde se encuentra realmente una marca (en el mismo segmento) para identificar sus fortalezas y debilidades.

Adaptación al formato de video: estrategia de contenido general

¿Dónde se ubican los videos, en el contexto de una estrategia de contenidos? Actualmente, las preferencias de consumo de contenidos se inclinan fuertemente hacia el video. Sin embargo, pese a centrarse en el video, el hecho de omitir imágenes, enlaces y demás formatos no debe ser una estrategia a seguir.

En redes sociales, cuando se trata de cumplir con los objetivos de marketing, el video puede ser un poderoso aliado para los objetivos. Se puede aprovechar su potencial para alcanzar a los usuarios, aumentar el reconocimiento de marca, el sentiment o el engagement. También es útil para impulsar las conversiones.

Sea cual sea el objetivo que se piense con este formato, es necesario empezar a aprovecharlo. Independientemente del tipo de empresa que se tenga, industria o región, las marcas de todo el mundo deben prepararse para adaptarse a una de las mayores tendencias. Sobre todo en Facebook, pese a que no ha tenido una buena relación con los usuarios en el último año.

Aunque sea en un nivel básico, crear contenido adaptado a las audiencias es una de las apuestas más importantes para las empresas, que siempre deben tener presente el hecho de estar un paso más allá y poner sus resultados de video en un contexto competitivo.

Tips para construir una estrategia 

  • Ser creativo con Native Video

El video nativo estándar es el formato de video más utilizado en Facebook, con una tasa de adopción que solo sigue creciendo. Hasta 2017, el 85 por ciento de las páginas de marcas más grandes de Facebook publicaban videos nativos de forma orgánica. Al mismo tiempo, hasta el 63 por ciento de estas páginas publicaban videos nativos pagados, lo que muestra que las inversiones en video están aumentando.

Finalmente, es mejor amplificar los resultados. Si bien tienen un alcance orgánico alto, no se debería perder la oportunidad de darles un impulso adicional y ponerlos frente a un público más grande. Esto, por medio de la pauta.

  • Empezar a contar historias

Convertir el contenido escrito, estudios de caso y gráficas en videos puede ser una forma efectiva de poder contar historias de una manera más cautivadora. Por medio de algunos fragmentos rápidos, se puede aconsejar a las audiencias sobre un producto, hacer comentarios o llegar a una tienda de manera concisa.

  • Conexión en tiempo real, con Facebook Live Video

Desde su lanzamiento en 2015, el video en vivo ha sido uno de los mejores impulsos de Facebook. Las páginas están aprovechando la posibilidad de conectarse con sus comunidades en tiempo real, con una tasa promedio de adopción de video en vivo que llega hasta 46 por ciento (según estadísticas de la plataforma).

Por otro lado, las marcas se están quedando atrás. En promedio, solo el 11 por ciento de páginas de marca utilizan el formato. Lo cierto es que producir un video en vivo sigue siendo un desafío para muchos profesionales de marketing, que no saben qué tipo de contenido deben transmitir.

Sin embargo, es sumamente efectiva para transmitir eventos de marca, colaborar con influencers y celebridades, presentar tutoriales y elementos extra, como concursos y situaciones más directas.

Ahora, para mejorar el rendimiento del video en directo, se tiene que anunciar su transmisión con anticipación, permitiendo que los espectadores tengan tiempo para observar. Darle tiempo a la audiencia para que sintonicen es algo que pueden agradecer, ya que las transmisiones en vivo están repletas de información, por lo que el público puede perder de vista el CTA (llamado a la acción).

  • Experiencias inmersivas 

Aunque la tasa de adopción de videos en vivo es baja para las marcas, hay más opciones por las que una firma puede optar, como lo puede ser Facebook 360. Diversos datos demuestran que solo el 6 por ciento de las páginas de marcas publican videos en este formato.

Aprovechar los videos de Facebook 360 puede ser una gran oportunidad para un negocio. Sobre todo porque se muestran como un área de oportunidad interesante que puede trabajarse. Mientras las estrategias de las marcas permitan mayor interacción y creen vínculo con las audiencias, mejor serán en el contexto competitivo.

  • Comparación y evaluación

Las métricas de rendimiento debe ser comparadas con el mercado. Uno de los mayores beneficios de la evaluación del rendimiento competitivo es la capacidad de saber qué tan buenos/malos son los resultados. El hecho de comparar números con el promedio general y ver cuál es la posición que tiene una firma, indicará (e mayor o menor medida) el apartado que debe trabajarse.

En un contexto más amplio, el hecho de saber el rendimiento hace que se puedan identificar los aspectos de una estrategia en los que está sobresaliendo una firma y en los que se está quedando atrás. Desde ese punto, puede tomar acción inmediata, según lo que arrojen los datos. En este punto, se pueden replicar tácticas exitosas y corregir cualquier deficiencia.