valve

Ahora sí, se acabó el culebrón del verano: Valve ha publicado un comunicado para cerrar el círculo y se podría decir que todo se queda como estaba antes de que estallase la polémica.

Si no te habías enterado, te lo resumimos: la semana pasada se supo que Canonical había decidido deshacerse definitivamente del soporte de 32-bit en Ubuntu, eliminando la arquitectura de los repositorios de la distribución a partir de Ubuntu 19.10, su próxima versión. Un movimiento que no sentó nada bien a parte de la comunidad, especialmente a proyectos como Wine o Steam, cuya dependencia de los 32-bit es total para ofrecer una funcionalidad plena.

El lío fue importante y uno de los desarrolladores más conocidos de Valve publicó un mensaje a título personal advirtiendo que Steam dejaría de estar soportado oficialmente en Ubuntu, obteniendo como respuesta por parte de los desarrolladores de Ubuntu un donde dije digo… que terminó convirtiéndose en un comunicado oficial en el que se retractaban de sus planes y prometiendo soporte de 32-bit al menos para las dos próximas versiones del sistema.

Ahora, el mismo desarrollador de Valve que lanzó la amenaza se pliega al discurrir de los acontecimiento y, esta vez sí de manera oficial, publica un comunicado aclarando la posición de Valve con respecto al soporte de Steam en Linux y más específicamente en Ubuntu, así como a la importancia que tienen los 32-bit para la plataforma de juegos.

Como ya explicamos, «el soporte con las bibliotecas de 32-bit se requiere no solo para el cliente de Steam, sino también para los miles de juegos disponibles en Steam que solo admiten entornos de 32-bit«, comenta, respondiendo de paso a una crítica común que se le hace a Steam: «Habilitar el cliente de Steam para que se ejecute en entornos puros de 64-bit, aunque sea factible, dejaría la mayoría del catálogo de Steam inaccesible para tales usuarios sin una capa de compatibilidad adicional«.

«Steam ya incluye muchas de las dependencias que necesitan los juegos de 32-bit, pero actualmente se basa en que algunos componentes clave están disponibles en el sistema operativo: un glibc ELF, Mesa y bibliotecas de controladores gráficos de NVIDIA, por nombrar algunos» añade. «No creemos que sea un movimiento especialmente positivo para Steam y los usuarios orientados al juego que confían en este soporte«.

Steam en Ubuntu

Steam en Ubuntu

Reconoce que «una parte importante de nuestros usuarios de Linux se encuentran en la última versión de Ubuntu y se actualizan a medida que las nuevas versiones están disponibles«, por lo cual «requerir un cambio tan fundamental en el entorno de ejecución de Steam en ese período de tiempo hubiera sido muy arriesgado para estos usuarios, y probablemente no habría resultado en una experiencia perfecta«.

Sin embargo, en Ubuntu han cambiado de parecer y «aunque todavía no estamos particularmente entusiasmados con la eliminación de cualquier funcionalidad existente, un cambio de este tipo es extremadamente bienvenido y nos permitirá continuar trabajando para lograr mejoras en el modelo de distribución de Steam sin causar nuevos dolores de cabeza a los usuarios«, apunta, de manera que «parece probable que podamos continuar con el soporte oficial de Steam en Ubuntu«.

Pero hay vida más allá de Ubuntu, como también reconoce: «Existen varias distribuciones en el mercado hoy en día que ofrecen una excelente experiencia de escritorio para juegos como Arch Linux, Manjaro, Pop! _OS, Fedora y muchas otras. Trabajaremos más cerca con muchos más mantenedores en el futuro«. Habrá que ver en qué se concreta. Por cierto, ni mención a SteamOS, que sigue en desarrollo.

Para terminar, reafirma el compromiso de Valve y Steam con los juegos en Linux: «Seguimos comprometidos con el soporte de Linux como plataforma de juegos, y continuamos impulsando numerosos esfuerzos de desarrollo de características y controladores que esperamos ayuden a mejorar la experiencia de juegos y escritorio en todas las distribuciones«. Prueba de ello es la noticia que os dimos ayer.

Y colorín colorado… ¿este cuento se ha acabado? Por el momento sí, aunque sin duda volveremos a leer sobre el tema, porque falta una solución definitiva. Con tantas partes implicadas, no obstante, no debería haber mayor problema. De concretarse el abandono del soporte de los 32-bit en Ubuntu y el soporte de Steam en Ubuntu, el palo se lo hubiese llevado el escritorio Linux en general y los jugones de Linux en particular…, porque Ubuntu sin Steam resiste, pero Steam sin Ubuntu…