libreoffice

LibreOffice llega a la Microsoft Store. De hecho, al tiempo que recogíamos el anuncio de lanzamiento de LibreOffice 6.3 la semana pasada, la suite ofimática libre se colaba casi de tapadillo en la tienda de aplicaciones de Microsoft.

La noticia nos la hace llegar Xisco Fauli, ingeniero QA en The Document Foundation y apunta al blog de CIB, donde se hacen eco tanto del lanzamiento de la edición oficial de LibreOffice en la Microsoft Store, como de una propia que distribuyen bajo modelo de suscripción. Según cuentan, «los dos paquetes, que se basan en la última versión de LibreOffice de The Document Foundation, permiten a los usuarios de Windows 10 S descargar e instalar fácilmente la suite de oficina gratuita líder para la productividad personal en su PC».

Por un lado está LibreOffice Vanilla, la oficial de The Document Foundation, disponible por un precio de 9,99 euros. Por el otro, LibreOffice powered by CIB se vende por 14,99 euros e incluye soporte en línea, actualizaciones automáticas y correcciones de seguridad durante 18 meses. Es decir, funciona en la práctica como modelo de suscripción.

Ahora bien, ¿por qué cobrar por lo que es gratis? Hay quien opina que es inmoral cuando te estás aprovechando del trabajo ajeno. Pero cuando son los propios quienes lo venden, es una buena forma de ampliar los ingresos. Cabe recordar que LibreOffice está disponible de manera cien por cien gratuita para los usuarios de Windows a través de su sitio oficial.

Quienes prefieran descargarlo desde la Microsoft Store, única fuente de software para los usuario de Windows 10 S, tendrán que pagar. Windows 10 S es, resumiéndolo, una versión capada del sistema, pensada inicialmente para centros educativos y similares como competencia de Chrome OS y los Chromebook.

Quizás ahí esté el intríngulis, pues ponerle precio habiendo alternativas privativas gratuitas puede bloquear su adopción en ciertas circunstancias. O tampoco, ya que también hay una versión para descargar totalmente gratis llamada LibreOffice Unofficial (es difícil contrastar las versiones de cada una).

En todo caso, LibreOffice Vanilla aportará beneficios a The Document Foundation y LibreOffice powered by CIB hará lo propio para con esta organización, uno de los mayores contribuyentes al desarrollo de LibreOffice por lo que cuentan.